GAME OVER estupeds.

Bienvenidos al mundo weird de Fabiola, una Mexicana que quiere cambiar el mundo con una Chela y unos tacos de pastor.

Instagram - @Soyunapapacasada

solodiosbasta1:

Jesús, en varias ocasiones repites la misma idea: «A todo el que se le ha dado mucho, mucho se le exigirá» (Lucas 12,48).
Lo que importa no es sólo lo que objetivamente haga, sino que depende de cuánto he recibido, de los talentos que me has entregado para que los haga fructificar.
Cada persona ha recibido distintos talentos y tiene distintas responsabilidades.
«Estas diferencias pertenecen al plan de Dios, que quiere que cada uno reciba de otro aquello que necesita, y que quienes disponen de «talentos» particulares comuniquen sus beneficios a los que los necesiten» (C. I. C.-1937).
Por eso, no vale decir: ya hago más que los demás, que la media.
Primero he de pensar: ¿cuánto he recibido yo?
Jesús, yo soy cristiano.
Con el bautismo he recibido la gracia y la ayuda del Espíritu Santo.
Además, he recibido formación empezando, posiblemente, por el ejemplo de mis padres.
He aprendido a tratarte desde niño, y te voy conociendo poco a poco con el ejemplo y la ayuda de otros cristianos.
Me has concedido mucho, Jesús, y por eso puedes pedirme mucho.

solodiosbasta1:

Jesús, en varias ocasiones repites la misma idea: «A todo el que se le ha dado mucho, mucho se le exigirá» (Lucas 12,48).

Lo que importa no es sólo lo que objetivamente haga, sino que depende de cuánto he recibido, de los talentos que me has entregado para que los haga fructificar.

Cada persona ha recibido distintos talentos y tiene distintas responsabilidades.

«Estas diferencias pertenecen al plan de Dios, que quiere que cada uno reciba de otro aquello que necesita, y que quienes disponen de «talentos» particulares comuniquen sus beneficios a los que los necesiten» (C. I. C.-1937).

Por eso, no vale decir: ya hago más que los demás, que la media.

Primero he de pensar: ¿cuánto he recibido yo?

Jesús, yo soy cristiano.

Con el bautismo he recibido la gracia y la ayuda del Espíritu Santo.

Además, he recibido formación empezando, posiblemente, por el ejemplo de mis padres.

He aprendido a tratarte desde niño, y te voy conociendo poco a poco con el ejemplo y la ayuda de otros cristianos.

Me has concedido mucho, Jesús, y por eso puedes pedirme mucho.

Cuando pones tus ojos solo en Jesucristo, a tu alrededor se puede estar cayendo el mundo y eso no te afecta.- Hebreos 12:2

—Esteban Valdebenito Kelly  (via estebanvaldebenitokelly)